Qué son las provisiones de la NIC 37

En el ámbito contable, existen diversas normas internacionales que regulan la forma en que las empresas deben presentar sus estados financieros. Una de estas normas es la NIC 37, que se refiere específicamente a las provisiones, pasivos contingentes y activos contingentes. Las provisiones son una parte importante de la contabilidad, ya que representan estimaciones de posibles obligaciones futuras que una empresa puede tener.

Analizaremos en detalle qué son las provisiones según la NIC 37, cómo se reconocen y valoran en los estados financieros, y cuál es su importancia para la toma de decisiones de los usuarios de la información contable. También veremos ejemplos prácticos de cómo se aplican estas provisiones en diferentes situaciones y cómo afectan la situación financiera de una empresa. Además, exploraremos las diferencias entre las provisiones, los pasivos contingentes y los activos contingentes, y cómo se deben contabilizar cada uno de ellos según la normativa contable internacional.

Índice
  1. Cuál es el objetivo de las provisiones según la NIC 37
    1. ¿Qué eventos pasados pueden dar lugar a provisiones?
    2. ¿Cómo se reconocen y miden las provisiones?
    3. ¿Cuándo se debe revertir una provisión?
  2. Cómo se reconocen y se mide una provisión según la NIC 37
    1. Clasificación de las provisiones según la NIC 37
    2. Ejemplos de provisiones según la NIC 37
  3. Cuáles son los criterios para reconocer una provisión según la NIC 37
    1. 1. Obligación presente
    2. 2. Probabilidad de salida de recursos
    3. 3. Valor razonable estimado
  4. Qué requisitos son necesarios para revelar información sobre provisiones según la NIC 37
    1. 1. Naturaleza de las provisiones
    2. 2. Importe de las provisiones
    3. 3. Desglose de las provisiones
    4. 4. Métodos y supuestos utilizados
    5. 5. Información adicional
    6. 6. Cambios en las provisiones

Cuál es el objetivo de las provisiones según la NIC 37

Según la NIC 37, las provisiones son pasivos presentes que surgen de eventos pasados y que se espera que la entidad deba desembolsar recursos para liquidarlos. El objetivo de las provisiones es reconocer y medir adecuadamente las obligaciones presentes, incluso cuando no exista certeza sobre el momento o la cuantía exacta de la salida de recursos.

¿Qué eventos pasados pueden dar lugar a provisiones?

Existen diversos eventos pasados que pueden dar lugar a la creación de provisiones. Algunos ejemplos comunes incluyen:

  • Reestructuración de la empresa
  • Retiro de productos del mercado
  • Demanda legal
  • Obligaciones medioambientales

Estos eventos pasados generan una obligación presente que requiere que la entidad destine recursos económicos para su cumplimiento.

¿Cómo se reconocen y miden las provisiones?

Las provisiones se reconocen cuando la entidad tiene una obligación presente como resultado de un evento pasado y es probable que se requiera una salida de recursos para liquidarla. Asimismo, es necesario que se pueda estimar de manera fiable la cantidad de recursos que se requieren para cumplir con la obligación.

Las provisiones se miden al valor presente de los desembolsos necesarios para liquidar la obligación. Esta medición incluye considerar los riesgos y las incertidumbres asociadas con la obligación.

¿Cuándo se debe revertir una provisión?

Una provisión debe ser revertida en el momento en que la obligación presente desaparezca o se reduzca debido a un cambio en las estimaciones originales. Sin embargo, la reversión de una provisión no está permitida si solo se trata de una transferencia de recursos entre partidas dentro de la entidad.

Es importante tener en cuenta que las provisiones deben ser revisadas y, si es necesario, ajustadas al final de cada período de informe para reflejar los cambios en las estimaciones y las circunstancias subyacentes.

Las provisiones de acuerdo con la NIC 37 son pasivos presentes que surgen de eventos pasados y se espera que la entidad deba desembolsar recursos para liquidarlos. Su reconocimiento y medición adecuada es esencial para reflejar de manera fiel la situación financiera de la entidad y cumplir con los principios contables establecidos.

Cómo se reconocen y se mide una provisión según la NIC 37

La NIC 37 establece que una provisión debe ser reconocida cuando una entidad tiene una obligación presente (legal o implícita) como resultado de un evento pasado, es probable que se requiera una salida de recursos para liquidar la obligación y se puede estimar de manera confiable el monto de dicha obligación.

Una vez reconocida la provisión, esta debe ser medida al valor presente de los flujos de efectivo estimados necesarios para liquidar la obligación. En caso de que no sea posible estimar de manera confiable el monto de la obligación, la provisión debe ser medida al valor razonable de los recursos que se espera sean necesarios para liquidarla.

Clasificación de las provisiones según la NIC 37

La NIC 37 establece que las provisiones deben ser clasificadas como pasivos cuando cumplan con los criterios de una obligación presente, sea probable que se requiera una salida de recursos para liquidarla y se pueda estimar de manera confiable el monto de dicha obligación.

Además, la NIC 37 también establece que las provisiones deben ser clasificadas como pasivos contingentes cuando cumplan con los criterios de una posible obligación presente o pasada, cuya existencia se determinará únicamente por la ocurrencia o no de uno o más eventos futuros inciertos no totalmente bajo el control de la entidad.

Ejemplos de provisiones según la NIC 37

Algunos ejemplos de provisiones que pueden ser reconocidas según la NIC 37 son:

  • Provisiones por garantías ofrecidas a los clientes.
  • Provisiones por litigios y reclamaciones pendientes.
  • Provisiones por reestructuración de la empresa.
  • Provisiones por desmantelamiento y retiro de activos.

Es importante destacar que cada entidad debe evaluar las circunstancias particulares de su negocio y determinar si una obligación cumple con los criterios establecidos por la NIC 37 para ser reconocida como una provisión.

Las provisiones según la NIC 37 son reconocidas cuando existe una obligación presente, es probable que se requiera una salida de recursos para liquidarla y se puede estimar de manera confiable el monto de dicha obligación. Estas provisiones deben ser clasificadas como pasivos o pasivos contingentes, dependiendo de si cumplen con los criterios establecidos por la norma. Algunos ejemplos de provisiones son las garantías ofrecidas a los clientes, litigios pendientes, reestructuraciones y desmantelamiento de activos.

Cuáles son los criterios para reconocer una provisión según la NIC 37

La NIC 37 establece los criterios para reconocer una provisión en los estados financieros de una empresa. Una provisión se reconoce cuando se cumplan los siguientes criterios:

1. Obligación presente

Se reconoce una provisión cuando la empresa tiene una obligación presente, ya sea legal o implícita, como resultado de un evento pasado.

2. Probabilidad de salida de recursos

La empresa debe demostrar que existe una probabilidad probable de salida de recursos económicos para cumplir con la obligación presente. Esta probabilidad debe ser evaluada de manera objetiva y basada en la mejor estimación de la gerencia.

3. Valor razonable estimado

La provisión debe ser reconocida al valor razonable estimado. Esto implica que se debe estimar el monto necesario para liquidar la obligación presente en la fecha de los estados financieros.

Es importante destacar que una provisión no debe ser reconocida si los criterios anteriores no se cumplen. Además, las provisiones deben ser revisadas y ajustadas en cada fecha de cierre de los estados financieros, y cualquier cambio en la estimación debe ser reconocido de manera prospectiva.

Las provisiones de acuerdo con la NIC 37 son reconocidas cuando existe una obligación presente, una probabilidad probable de salida de recursos y se puede estimar el valor razonable necesario para cumplir con dicha obligación.

Qué requisitos son necesarios para revelar información sobre provisiones según la NIC 37

Según la NIC 37, existen algunos requisitos necesarios para revelar información sobre provisiones. Estos requisitos son de vital importancia para garantizar la transparencia y la fiabilidad de la información financiera presentada por una entidad.

1. Naturaleza de las provisiones

Es fundamental que se especifique claramente la naturaleza de las provisiones en las notas a los estados financieros. Se debe describir detalladamente la obligación presente surgida a raíz de eventos pasados, así como también la estimación del desembolso económico necesario para cumplir con dicha obligación.

2. Importe de las provisiones

La NIC 37 establece que se debe revelar el importe de las provisiones en las notas a los estados financieros. Esto implica que se debe presentar tanto el monto inicial de la provisión, como cualquier cambio en dicho monto durante el período contable.

3. Desglose de las provisiones

Es importante desglosar las provisiones significativas en categorías separadas, de modo que se pueda comprender mejor la naturaleza y el impacto de cada una de ellas. Además, se debe indicar la fecha en la que se espera que se liquiden las provisiones, así como también cualquier condición o contingencia asociada a ellas.

4. Métodos y supuestos utilizados

Es necesario revelar los métodos y supuestos utilizados para determinar el importe de las provisiones. Esto permitirá a los usuarios de los estados financieros evaluar la razonabilidad de las estimaciones realizadas y comprender mejor la incertidumbre asociada a las mismas.

5. Información adicional

En caso de que exista información adicional relevante para comprender las provisiones, esta también debe ser revelada en las notas a los estados financieros. Por ejemplo, si existen litigios pendientes relacionados con una provisión específica, se debe proporcionar información detallada sobre el estado actual de dichos litigios.

6. Cambios en las provisiones

Finalmente, la NIC 37 establece que se debe revelar cualquier cambio significativo en las provisiones durante el período contable. Esto incluye tanto los cambios en el importe de las provisiones existentes, como la creación o cancelación de nuevas provisiones.

La NIC 37 establece varios requisitos necesarios para revelar información sobre provisiones en los estados financieros. Estos requisitos garantizan la transparencia y la fiabilidad de la información presentada, permitiendo a los usuarios de los estados financieros comprender mejor las obligaciones presentes y la gestión de riesgos de una entidad.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de Cookies