Cómo saber si tengo que devolver el ERTE

Desde el inicio de la pandemia, muchas empresas se han visto obligadas a acogerse a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) como medida de protección y preservación de empleos. Sin embargo, con la gradual recuperación económica, es importante saber si es necesario devolver el ERTE y cómo hacerlo correctamente.

Te explicaremos qué es un ERTE y cuándo debes devolverlo, así como los pasos a seguir para realizar la devolución de manera adecuada. También te daremos consejos útiles para evitar problemas y cumplir con tus obligaciones legales.

Índice
  1. Cuáles son los requisitos para devolver el ERTE
    1. 1. Recuperación de la actividad
    2. 2. Mantenimiento del empleo
    3. 3. Solicitud de baja en el SEPE
    4. 4. Devolución de las prestaciones
  2. Cómo puedo saber si debo devolver el ERTE
    1. 1. Reincorporación al trabajo
    2. 2. Recuperación de la jornada laboral
    3. 3. Aviso de la Seguridad Social
    4. 4. Incumplimiento de requisitos
    5. 5. Consulta con un profesional
  3. Cuál es el plazo para devolver el ERTE
    1. 1. ERTE por fuerza mayor
    2. 2. ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción
    3. 3. ERTE por impedimento o limitación de actividad
    4. 4. Devolución voluntaria
  4. Qué consecuencias tengo si no devuelvo el ERTE

Cuáles son los requisitos para devolver el ERTE

Para poder devolver el ERTE, es necesario cumplir con ciertos requisitos que establece la legislación vigente. A continuación, se detallan los principales:

1. Recuperación de la actividad

El primer requisito es que la empresa haya recuperado su actividad de forma total o parcial. Esto significa que se debe haber retomado la producción o prestación de servicios de manera habitual.

2. Mantenimiento del empleo

Es fundamental que se haya mantenido el empleo de los trabajadores afectados por el ERTE durante un periodo determinado. La legislación establece que, una vez finalizado el ERTE, la empresa debe conservar el empleo de los trabajadores durante al menos 6 meses. En caso contrario, se deberá proceder a la devolución de las prestaciones recibidas.

3. Solicitud de baja en el SEPE

Es necesario realizar una solicitud de baja en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para comunicar que la empresa ha finalizado el ERTE y que se procederá a la devolución de las prestaciones recibidas. Esta solicitud debe realizarse dentro de un plazo establecido por el SEPE.

4. Devolución de las prestaciones

Por último, se debe realizar la devolución de las prestaciones económicas recibidas durante el periodo en el que los trabajadores estuvieron en situación de ERTE. Esta devolución se realiza a través de una transferencia bancaria al SEPE, siguiendo las instrucciones que se proporcionan en la solicitud de baja.

Es importante tener en cuenta que estos requisitos pueden variar dependiendo de la normativa específica de cada país o región. Por tanto, es recomendable consultar la legislación vigente y contar con el asesoramiento de un profesional en materia laboral antes de proceder a la devolución del ERTE.

Para devolver el ERTE es necesario haber recuperado la actividad, mantener el empleo de los trabajadores, solicitar la baja en el SEPE y realizar la devolución de las prestaciones económicas recibidas. Cumplir con estos requisitos es fundamental para evitar posibles sanciones o consecuencias legales.

Cómo puedo saber si debo devolver el ERTE

En estos tiempos de incertidumbre y cambios constantes debido a la pandemia del COVID-19, muchas personas se han visto afectadas laboralmente y han tenido que acogerse a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para poder mantener sus puestos de trabajo.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los ERTEs no son una medida permanente y existen ciertas condiciones que pueden requerir que el trabajador devuelva parte o la totalidad de las prestaciones recibidas durante este periodo.

1. Reincorporación al trabajo

Uno de los principales indicadores de que debes devolver el ERTE es si tu empresa te ha llamado para reincorporarte a tu puesto de trabajo. Si has recibido una comunicación oficial de tu empleador informándote de que la suspensión temporal ha finalizado y que debes volver a trabajar, es probable que debas devolver las prestaciones recibidas durante el ERTE.

2. Recuperación de la jornada laboral

En algunos casos, es posible que tu empresa decida reincorporarte a tu puesto de trabajo, pero con una reducción de jornada menor a la que tenías antes del ERTE. En estos casos, es probable que debas devolver una parte proporcional de las prestaciones recibidas durante el periodo de suspensión de contrato.

3. Aviso de la Seguridad Social

La Seguridad Social también puede enviarte un aviso indicándote que debes devolver las prestaciones recibidas durante el ERTE. Este aviso puede deberse a diferentes motivos, como por ejemplo, si has encontrado un nuevo trabajo durante el periodo de suspensión o si no cumples con los requisitos necesarios para recibir las prestaciones.

4. Incumplimiento de requisitos

Es importante tener en cuenta que existen ciertos requisitos que debes cumplir para poder beneficiarte de las prestaciones del ERTE. Si en algún momento durante el periodo de suspensión no cumples con estos requisitos, es probable que debas devolver el dinero recibido.

5. Consulta con un profesional

Si tienes dudas sobre si debes devolver el ERTE o no, lo mejor es consultar con un profesional, como un abogado laboralista o un gestor. Ellos podrán analizar tu situación específica y orientarte sobre los pasos a seguir.

Es importante estar informado y conocer las condiciones en las que debes devolver el ERTE. Si has sido llamado para reincorporarte al trabajo, si tu jornada laboral ha sido recuperada, si has recibido un aviso de la Seguridad Social o si has incumplido algún requisito, es probable que debas devolver las prestaciones recibidas durante el periodo de suspensión.

Ante cualquier duda, lo mejor es consultar con un profesional que pueda brindarte la asesoría adecuada para tu caso.

Cuál es el plazo para devolver el ERTE

El plazo para devolver el ERTE varía dependiendo de cada situación. A continuación, te explicaremos los diferentes escenarios y los plazos correspondientes:

1. ERTE por fuerza mayor

Si tu empresa ha aplicado un ERTE por fuerza mayor, debes devolver las cantidades recibidas en un plazo máximo de 6 años. Este plazo se cuenta a partir del momento en que se reanuden las actividades de la empresa o finalice la situación de fuerza mayor que motivó el ERTE.

2. ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción

En el caso de un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, el plazo para devolver las cantidades recibidas es de 4 años. Al igual que en el caso anterior, el plazo comienza a contar desde el momento en que se reanuden las actividades o finalice la situación que motivó el ERTE.

3. ERTE por impedimento o limitación de actividad

En el caso de un ERTE por impedimento o limitación de actividad, el plazo para devolver las cantidades recibidas es de 6 meses. Este plazo se cuenta desde el día siguiente al levantamiento de las medidas que motivaron el ERTE.

4. Devolución voluntaria

En cualquier caso, si la empresa decide devolver voluntariamente las cantidades recibidas por el ERTE, puede hacerlo en el momento que considere oportuno, sin necesidad de esperar al plazo máximo establecido.

Es importante tener en cuenta que la devolución del ERTE debe realizarse según lo establecido en el Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo. Además, es recomendable consultar con un asesor laboral o jurídico para asegurarse de cumplir con todos los requisitos legales.

Qué consecuencias tengo si no devuelvo el ERTE

Si decides no devolver el ERTE, debes tener en cuenta las siguientes consecuencias:

  • Multa económica: En caso de no devolver el ERTE, podrías enfrentarte a multas económicas considerables. Estas multas pueden variar dependiendo de la gravedad de la infracción y de las circunstancias específicas de tu caso.
  • Pérdida de derechos: Al no cumplir con la devolución del ERTE, es probable que pierdas ciertos derechos y beneficios asociados. Esto puede incluir el acceso a ayudas y subvenciones adicionales, así como la posibilidad de participar en futuros programas de apoyo para empresas y empleados.
  • Reputación empresarial afectada: No devolver el ERTE puede tener un impacto negativo en la reputación de tu empresa. Esto puede afectar a la relación con tus empleados, proveedores y clientes, lo que a su vez podría repercutir en el crecimiento y desarrollo de tu negocio a largo plazo.

Es importante evaluar cuidadosamente las consecuencias de no devolver el ERTE y considerar las implicaciones legales, financieras y reputacionales que esto puede tener para tu empresa. Si tienes dudas o necesitas asesoramiento, es recomendable consultar a un experto en la materia.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de Cookies