Qué es el despido objetivo

El despido objetivo es una figura que se utiliza en el ámbito laboral para dar por finalizada la relación laboral entre un empleador y un empleado. Se aplica en situaciones específicas en las que existen causas objetivas que justifican la terminación del contrato de trabajo, como pueden ser motivos económicos, técnicos, organizativos o de producción.

Analizaremos en detalle qué es el despido objetivo y cuáles son las causas que pueden dar lugar a su aplicación. También veremos los requisitos legales que deben cumplirse para llevar a cabo un despido objetivo, así como los derechos que corresponden al empleado en caso de ser despedido de esta manera. Además, daremos algunas recomendaciones para afrontar un despido objetivo y cómo actuar en caso de considerar que el despido no se ha llevado a cabo de forma justa.

Índice
  1. Cuáles son los motivos que pueden llevar a un despido objetivo
    1. 1. Causas económicas
    2. 2. Causas técnicas, organizativas o de producción
    3. 3. Causas de ineptitud del trabajador
  2. Cuáles son los derechos del trabajador en caso de despido objetivo
    1. Causas del despido objetivo
    2. Procedimiento de despido objetivo
  3. Cuál es el procedimiento legal para llevar a cabo un despido objetivo
    1. 1. Comunicación escrita
    2. 2. Preaviso
    3. 3. Indemnización
    4. 4. Documentación
  4. Qué indemnización le corresponde al trabajador en caso de despido objetivo
    1. Indemnización mínima
    2. Indemnización incrementada
    3. Indemnización máxima

Cuáles son los motivos que pueden llevar a un despido objetivo

El despido objetivo es una forma de terminación de contrato laboral que puede ser llevada a cabo por el empleador en determinadas circunstancias. Estas circunstancias están establecidas y reguladas por la ley laboral y deben cumplirse de manera estricta para que el despido sea considerado objetivo.

Existen diferentes motivos que pueden dar lugar a un despido objetivo, entre los cuales se encuentran:

1. Causas económicas

En situaciones de crisis económica, cuando una empresa atraviesa dificultades financieras y no puede sostener su plantilla de trabajadores, puede recurrir al despido objetivo. Estas causas económicas deben estar debidamente justificadas y demostradas, y deben afectar directamente la viabilidad de la empresa.

2. Causas técnicas, organizativas o de producción

Si una empresa decide implementar cambios en su estructura organizativa, en sus métodos de producción o en su tecnología, y estos cambios implican la necesidad de reducir la plantilla de trabajadores, puede recurrir al despido objetivo. En estos casos, también es necesario que las causas estén debidamente justificadas y demostradas.

3. Causas de ineptitud del trabajador

Si un trabajador no cumple de manera satisfactoria con las tareas y responsabilidades de su puesto de trabajo, y esta ineptitud es constatada y demostrada por el empleador, puede ser motivo de despido objetivo. Es importante destacar que esta ineptitud debe ser real y objetiva, y no puede ser resultado de una falta de formación o capacitación por parte del empleador.

El despido objetivo es una forma de terminación de contrato laboral que puede ser utilizada por el empleador en determinadas situaciones específicas. Estas situaciones deben estar debidamente justificadas y demostradas de acuerdo a lo establecido por la ley laboral.

Cuáles son los derechos del trabajador en caso de despido objetivo

El despido objetivo es una forma de terminación del contrato de trabajo que puede llevar a cabo el empleador cuando concurren determinadas circunstancias previstas por la ley. A diferencia del despido disciplinario, en el despido objetivo no se imputa ninguna conducta irregular al trabajador, sino que se basa en causas objetivas que justifican la finalización del vínculo laboral.

Causas del despido objetivo

El despido objetivo puede estar fundamentado en diferentes causas, como por ejemplo:

  • Reducción de la actividad de la empresa.
  • Pérdidas económicas persistentes.
  • Deficiencias en la producción o en la calidad del trabajo.
  • Falta de adaptación del trabajador a las modificaciones técnicas.
  • Ineptitud del trabajador.

Estas son solo algunas de las causas más comunes, pero existen otras contempladas en la legislación laboral de cada país.

Procedimiento de despido objetivo

El procedimiento de despido objetivo suele tener una serie de pasos que el empleador debe seguir para llevarlo a cabo de manera legal:

  1. Comunicación escrita: El empleador debe notificar por escrito al trabajador su decisión de poner fin al contrato de trabajo y debe especificar las causas del despido objetivo.
  2. Plazo de preaviso: El empleador debe respetar un plazo de preaviso que suele ser mayor al de un despido disciplinario.
  3. Indemnización: En algunos casos, el trabajador tiene derecho a recibir una indemnización por despido objetivo, dependiendo de la legislación laboral vigente.

Es importante tener en cuenta que, en caso de desacuerdo con el despido objetivo, el trabajador puede impugnarlo y llevar el caso ante los tribunales laborales para que se revise su legalidad.

El despido objetivo es una forma de finalización del contrato de trabajo que se basa en causas objetivas establecidas por la ley. Los trabajadores tienen derechos en caso de despido objetivo, como el derecho a recibir una comunicación escrita, respeto al plazo de preaviso y, en algunos casos, el derecho a una indemnización. Si el trabajador no está de acuerdo con el despido objetivo, puede impugnarlo ante los tribunales laborales.

Cuál es el procedimiento legal para llevar a cabo un despido objetivo

El despido objetivo es una forma de terminación del contrato de trabajo que puede llevar a cabo un empleador cuando concurren determinadas circunstancias específicas establecidas por la ley. A diferencia del despido disciplinario, en el despido objetivo no se imputa ninguna conducta incorrecta o negligente por parte del trabajador.

El procedimiento legal para llevar a cabo un despido objetivo se encuentra regulado en el Estatuto de los Trabajadores. A continuación, detallaremos los pasos que el empleador debe seguir:

1. Comunicación escrita

El empleador debe notificar al trabajador de forma escrita su intención de llevar a cabo un despido objetivo. Esta comunicación debe incluir los motivos que justifican el despido y la fecha en la que se hará efectivo.

2. Preaviso

Antes de la fecha de despido, el empleador debe conceder un preaviso al trabajador. La duración de este preaviso dependerá de la antigüedad del trabajador en la empresa y está establecida en el Estatuto de los Trabajadores.

3. Indemnización

En el despido objetivo, el empleador está obligado a abonar una indemnización al trabajador. Esta indemnización varía en función de la causa del despido y también está establecida en el Estatuto de los Trabajadores.

4. Documentación

El empleador debe entregar al trabajador una carta de despido por escrito que detalle los motivos y las condiciones del despido objetivo. Además, debe proporcionar al trabajador los documentos necesarios para solicitar la prestación por desempleo.

El procedimiento legal para llevar a cabo un despido objetivo implica una comunicación escrita, un preaviso, el pago de una indemnización y la entrega de la documentación necesaria. Es importante que el empleador siga todos estos pasos correctamente para evitar posibles impugnaciones legales por parte del trabajador.

Qué indemnización le corresponde al trabajador en caso de despido objetivo

El despido objetivo es una forma de terminación de contrato laboral que puede llevar a cabo el empleador cuando se dan ciertas circunstancias específicas establecidas por la ley. En este tipo de despido, no se requiere una causa justificada como en el despido disciplinario, sino que se basa en razones objetivas y específicas.

En caso de que un trabajador sea despedido de manera objetiva, tiene derecho a recibir una indemnización por parte del empleador. Esta indemnización está regulada por la legislación laboral y varía en función de diferentes factores.

Indemnización mínima

La indemnización mínima en caso de despido objetivo es de 20 días de salario por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades. Es decir, por cada año que el trabajador haya estado en la empresa, tendrá derecho a recibir una cantidad equivalente a 20 días de su salario.

Esta indemnización se calcula tomando como referencia el salario diario del trabajador y multiplicándolo por el número de días de indemnización correspondiente.

Indemnización incrementada

En algunos casos, la indemnización puede ser incrementada en función de diferentes circunstancias. Por ejemplo, si el trabajador tiene más de 50 años o si el despido se ha producido en el marco de un despido colectivo, la indemnización se incrementará.

En el caso de los trabajadores mayores de 50 años, la indemnización se incrementa en 1 día de salario por cada año de servicio a partir del año 2013. Es decir, a partir del año 2013, por cada año trabajado a partir de los 50 años, el trabajador tendrá derecho a recibir 21 días de salario en lugar de los 20 días establecidos como indemnización mínima.

Indemnización máxima

La indemnización máxima en caso de despido objetivo es de 42 mensualidades. Esto significa que, aunque la indemnización mínima esté limitada a 12 mensualidades, en determinados casos la indemnización puede llegar a ser de hasta 42 mensualidades.

Es importante tener en cuenta que la indemnización por despido objetivo es independiente de cualquier otra indemnización que pueda corresponder al trabajador, como por ejemplo, la indemnización por fin de contrato o las prestaciones por desempleo.

En caso de un despido objetivo, el trabajador tiene derecho a recibir una indemnización mínima de 20 días de salario por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades. Sin embargo, esta indemnización puede ser incrementada en función de diferentes circunstancias, como la edad del trabajador o si el despido se ha producido en el marco de un despido colectivo. Además, la indemnización máxima en caso de despido objetivo es de 42 mensualidades.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de Cookies