Qué es trabajar en ERTE

El concepto de ERTE, o Expediente de Regulación Temporal de Empleo, ha ganado gran relevancia en los últimos tiempos debido a la crisis provocada por la pandemia de COVID-19. Un ERTE es una medida que permite a las empresas suspender temporalmente los contratos de trabajo o reducir la jornada laboral de sus empleados, con el objetivo de hacer frente a situaciones de fuerza mayor o causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

Exploraremos en detalle qué significa trabajar en ERTE y cuáles son las implicaciones tanto para los empleados como para las empresas. Veremos cómo se solicita un ERTE, cuáles son los derechos y deberes de los trabajadores en esta situación, y cómo afecta a la situación laboral y económica de las empresas. También analizaremos las posibles alternativas y soluciones a esta medida, así como los aspectos legales y jurídicos que rodean los ERTEs. En definitiva, brindaremos una visión completa y actualizada sobre este tema tan relevante en la actualidad.

Índice
  1. Cuál es el significado de ERTE
    1. ¿Cuándo se aplica un ERTE?
    2. ¿Cómo afecta a los trabajadores un ERTE?
  2. Cómo funciona el ERTE
    1. ¿Cómo se lleva a cabo un ERTE?
    2. Tipos de ERTE
    3. Beneficios y derechos de los trabajadores en un ERTE
  3. Cuáles son los derechos de los trabajadores en un ERTE
    1. 1. Derecho a percibir una prestación por desempleo
    2. 2. Derecho a mantener la antigüedad y la categoría profesional
    3. 3. Derecho a recibir formación durante la suspensión del contrato
    4. 4. Derecho a la no discriminación
    5. 5. Derecho a ser informado y consultado
    6. 6. Derecho a la reincorporación al puesto de trabajo
    7. 7. Derecho a reclamar en caso de vulneración de derechos
  4. Cómo se solicita un ERTE
    1. ¿Qué es un ERTE?
    2. Procedimiento para solicitar un ERTE
    3. Consecuencias para los trabajadores en ERTE

Cuál es el significado de ERTE

ERTE es el acrónimo de Expediente de Regulación Temporal de Empleo. Se trata de un mecanismo legal que permite a las empresas suspender temporalmente los contratos de trabajo o reducir la jornada laboral de sus empleados de forma temporal y excepcional.

Los ERTEs se utilizan principalmente en situaciones de crisis económicas, cambios estructurales en las empresas o situaciones de fuerza mayor, como la actual pandemia de COVID-19.

¿Cuándo se aplica un ERTE?

Un ERTE se puede aplicar cuando una empresa se encuentra en una situación excepcional que le impide mantener su actividad de manera normal y que afecta a la totalidad o a una parte de sus empleados.

Algunas situaciones en las que se puede aplicar un ERTE son:

  • Cierre temporal de la empresa
  • Reducción drástica de la demanda de los productos o servicios de la empresa
  • Problemas de suministro de materias primas
  • Falta de liquidez para hacer frente a los pagos

Es importante destacar que la empresa debe demostrar que se encuentra en una situación excepcional y que ha agotado todas las medidas alternativas antes de aplicar un ERTE.

¿Cómo afecta a los trabajadores un ERTE?

Si un trabajador se encuentra en un ERTE, su contrato de trabajo queda suspendido o su jornada laboral se ve reducida de forma temporal. Durante este período, el trabajador no está obligado a prestar sus servicios y la empresa no está obligada a pagarle su salario completo.

En cambio, el trabajador tiene derecho a percibir una prestación por desempleo, que es abonada por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). La cuantía de la prestación depende de la base de cotización del trabajador y de su situación familiar.

Es importante destacar que durante un ERTE, el trabajador conserva su puesto de trabajo y sus derechos laborales, como la antigüedad o la posibilidad de reincorporarse a su puesto una vez finalizado el ERTE.

Cómo funciona el ERTE

El ERTE, o Expediente de Regulación Temporal de Empleo, es un mecanismo legal que permite a las empresas suspender los contratos de trabajo o reducir la jornada laboral de sus empleados de forma temporal. Esta medida se utiliza en situaciones de crisis económica, como la actual pandemia de COVID-19, para evitar despidos masivos y mantener la viabilidad de las empresas.

¿Cómo se lleva a cabo un ERTE?

Para llevar a cabo un ERTE, la empresa debe iniciar un proceso administrativo en el que se justifique la necesidad de adoptar esta medida. Además, debe comunicar al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y a los representantes de los trabajadores su intención de realizar un ERTE.

Una vez aprobado el ERTE, se procede a la suspensión de los contratos de trabajo o a la reducción de la jornada laboral, según lo establecido en la comunicación realizada por la empresa. Durante el período de suspensión o reducción, los empleados afectados por el ERTE pueden acceder a prestaciones por desempleo, que son abonadas por el SEPE.

Tipos de ERTE

Existen diferentes tipos de ERTE, que pueden variar según la duración, la forma de suspensión o reducción de la jornada laboral y los requisitos específicos que deben cumplir tanto la empresa como los trabajadores.

  • ERTE por fuerza mayor: se aplica en situaciones excepcionales, como la pandemia de COVID-19, donde la empresa no puede seguir con su actividad normal debido a circunstancias imprevisibles e inevitables.
  • ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ETOP): se aplica cuando la empresa atraviesa dificultades económicas, cambios tecnológicos, reestructuraciones organizativas o problemas de producción que justifiquen la adopción del ERTE.

Beneficios y derechos de los trabajadores en un ERTE

Los trabajadores afectados por un ERTE tienen derecho a recibir prestaciones por desempleo durante el período de suspensión o reducción de la jornada laboral. Además, conservan su puesto de trabajo y la antigüedad en la empresa, ya que el ERTE no se considera una extinción del contrato.

Es importante destacar que durante el ERTE, los empleados pueden realizar cursos de formación y reciclaje profesional, que son financiados por el SEPE. Esto les permite adquirir nuevas habilidades y mejorar su empleabilidad una vez finalice el ERTE.

El ERTE es una medida que permite a las empresas hacer frente a situaciones de crisis económica sin tener que recurrir a despidos masivos. A través de esta herramienta, se garantiza la protección de los trabajadores y se busca mantener la estabilidad económica de las empresas.

Cuáles son los derechos de los trabajadores en un ERTE

Un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) es una medida que se adopta en situaciones de crisis o dificultades económicas, con el objetivo de suspender temporalmente los contratos de trabajo o reducir la jornada laboral de los empleados.

En este contexto, es importante que los trabajadores conozcan cuáles son sus derechos durante un ERTE. A continuación, se detallan algunos de los más relevantes:

1. Derecho a percibir una prestación por desempleo

Los trabajadores afectados por un ERTE tienen derecho a solicitar una prestación por desempleo, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Esta prestación puede ser parcial o total, dependiendo de la duración y la modalidad del ERTE.

2. Derecho a mantener la antigüedad y la categoría profesional

Durante un ERTE, los trabajadores conservan su antigüedad y su categoría profesional. Esto implica que, una vez finalizada la situación de suspensión o reducción de jornada, el empleado retomará su puesto de trabajo en las mismas condiciones que tenía antes del ERTE.

3. Derecho a recibir formación durante la suspensión del contrato

En caso de suspensión del contrato de trabajo, los empleados tienen derecho a recibir formación por parte de la empresa. Esta formación debe ser adecuada a las funciones que desempeñaban antes del ERTE, y puede ser presencial o a distancia.

4. Derecho a la no discriminación

Los trabajadores que se encuentren en un ERTE tienen derecho a ser tratados de forma no discriminatoria. Esto significa que no se les puede penalizar o perjudicar de ninguna manera por estar en esta situación, ni en el ámbito laboral ni en el personal.

5. Derecho a ser informado y consultado

La empresa debe informar y consultar a los representantes de los trabajadores sobre las decisiones relacionadas con el ERTE. Esto implica que se debe facilitar toda la información necesaria para que los empleados estén al tanto de los motivos, la duración y las consecuencias del ERTE.

6. Derecho a la reincorporación al puesto de trabajo

Una vez finalizada la situación de suspensión o reducción de jornada, los trabajadores tienen derecho a reincorporarse a su puesto de trabajo. La empresa no puede negarles esta posibilidad ni dar preferencia a otros empleados.

7. Derecho a reclamar en caso de vulneración de derechos

Si un trabajador considera que se han vulnerado sus derechos durante un ERTE, tiene derecho a presentar una reclamación ante los organismos competentes. Estos organismos evaluarán la situación y, en caso de detectar una vulneración de derechos, tomarán las medidas necesarias para corregir la situación.

Los trabajadores afectados por un ERTE tienen una serie de derechos que deben ser respetados por la empresa. Es fundamental conocerlos y hacerlos valer para garantizar una situación laboral justa y equitativa durante el periodo de suspensión o reducción de jornada.

Cómo se solicita un ERTE

Trabajar en ERTE, o Expediente de Regulación Temporal de Empleo, se ha convertido en una realidad para muchas personas debido a la situación actual de crisis provocada por la pandemia de COVID-19. Para entender qué es trabajar en ERTE, es importante conocer cómo se solicita este tipo de expediente.

¿Qué es un ERTE?

Un ERTE es una medida que permite a las empresas suspender temporalmente los contratos de trabajo o reducir la jornada laboral de sus empleados debido a situaciones de fuerza mayor o causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Esto se realiza con el objetivo de preservar la viabilidad de la empresa y evitar despidos masivos.

Procedimiento para solicitar un ERTE

Para solicitar un ERTE, la empresa debe seguir los siguientes pasos:

  1. Comunicación a los representantes de los trabajadores: La empresa deberá informar a los representantes de los trabajadores o, en su defecto, a los propios trabajadores, sobre la situación que motiva la solicitud del ERTE.
  2. Presentación de la solicitud: La empresa deberá presentar una solicitud ante la autoridad laboral competente, indicando los motivos que justifican la necesidad del ERTE y el periodo de duración estimado.
  3. Informe de la Inspección de Trabajo: La autoridad laboral solicitará un informe a la Inspección de Trabajo para evaluar la procedencia del ERTE.
  4. Resolución de la autoridad laboral: Basándose en el informe de la Inspección de Trabajo, la autoridad laboral resolverá si aprueba o deniega la solicitud del ERTE.
  5. Comunicación a los trabajadores: Una vez obtenida la resolución de la autoridad laboral, la empresa deberá comunicar a los trabajadores los detalles del ERTE y su duración.

Es importante destacar que el ERTE debe respetar los derechos de los trabajadores, como el derecho a recibir una indemnización y a reincorporarse a sus puestos de trabajo una vez finalizado el ERTE.

Consecuencias para los trabajadores en ERTE

Para los trabajadores afectados por un ERTE, esto implica una suspensión temporal de su contrato de trabajo o una reducción de su jornada laboral. Durante este periodo, los trabajadores podrán percibir una prestación económica por desempleo, que será calculada en función de sus cotizaciones previas.

Trabajar en ERTE implica una situación temporal en la que los contratos laborales se ven afectados debido a circunstancias excepcionales. Es importante estar informado sobre los derechos y procedimientos relacionados con el ERTE para poder afrontar esta situación de la mejor manera posible.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de Cookies