Que se declara en el modelo 184

El modelo 184 es una declaración informativa que deben presentar los contribuyentes que formen parte de una comunidad de bienes o de una entidad en régimen de atribución de rentas. A través de esta declaración, se informa a la Agencia Tributaria sobre los datos y la identificación de los socios o comuneros, así como de las operaciones realizadas por la entidad durante el año fiscal.

Vamos a adentrarnos en los detalles del modelo 184, explicando quiénes están obligados a presentarlo, cuándo y cómo se debe hacer, qué información se debe incluir en el mismo y cuáles son las consecuencias de no cumplir con esta obligación tributaria. Además, también abordaremos algunas cuestiones prácticas y consejos para facilitar la presentación de esta declaración informativa.

Índice
  1. Cuál es el plazo para presentar el modelo 184
  2. Qué datos se deben incluir en el modelo 184
    1. 1. Datos de identificación de la entidad:
    2. 2. Datos de identificación de los socios, herederos, comuneros o partícipes:
    3. 3. Rentas atribuidas a cada socio, heredero, comunero o partícipe:
  3. Quiénes están obligados a presentar el modelo 184
    1. ¿Qué información se debe incluir en el modelo 184?
    2. Consecuencias de no presentar el modelo 184
  4. Qué consecuencias puede haber si no se presenta el modelo 184
    1. Multas económicas
    2. Pérdida de beneficios fiscales
    3. Auditoría por parte de la Agencia Tributaria

Cuál es el plazo para presentar el modelo 184

El modelo 184 es una declaración informativa que deben presentar las entidades en régimen de atribución de rentas que no sean contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades. Es importante conocer cuál es el plazo para presentar esta declaración y evitar posibles sanciones.

El plazo para presentar el modelo 184 es anual, y debe realizarse dentro de los 25 días naturales siguientes a la finalización del período impositivo al que se refiere la declaración.

Es decir, si el período impositivo coincide con el año natural, el plazo para presentar el modelo 184 sería hasta el 25 de enero del año siguiente. Sin embargo, si el período impositivo no coincide con el año natural, el plazo será hasta los 25 días naturales siguientes a la finalización de dicho período.

Es importante estar atentos a este plazo y asegurarse de presentar la declaración dentro del mismo, ya que la presentación fuera de plazo puede conllevar sanciones económicas. Además, es recomendable contar con la ayuda de un asesor fiscal para asegurarse de cumplir con todos los requisitos y evitar posibles errores.

El plazo para presentar el modelo 184 es anual y debe realizarse dentro de los 25 días naturales siguientes a la finalización del período impositivo correspondiente. Cumplir con este plazo es fundamental para evitar sanciones y asegurarse de cumplir con todas las obligaciones fiscales.

Qué datos se deben incluir en el modelo 184

El modelo 184 es una declaración informativa que deben presentar las entidades en régimen de atribución de rentas a sus socios, herederos, comuneros o partícipes. En esta declaración se deben incluir los datos relativos a la identificación de la entidad, así como los datos de identificación de los socios, herederos, comuneros o partícipes y las rentas atribuidas a cada uno de ellos.

Para completar de forma correcta el modelo 184, se deben incluir los siguientes datos:

1. Datos de identificación de la entidad:

  • Nombre o razón social de la entidad.
  • NIF de la entidad.
  • Domicilio fiscal de la entidad.

2. Datos de identificación de los socios, herederos, comuneros o partícipes:

  • Nombre y apellidos o razón social de cada socio, heredero, comunero o partícipe.
  • NIF de cada socio, heredero, comunero o partícipe.
  • Porcentaje de participación de cada socio, heredero, comunero o partícipe en la entidad.

3. Rentas atribuidas a cada socio, heredero, comunero o partícipe:

Se debe especificar el importe de las rentas atribuidas a cada socio, heredero, comunero o partícipe durante el ejercicio fiscal correspondiente. Estas rentas pueden ser de distintos tipos, como rendimientos del trabajo, rendimientos de actividades económicas, rendimientos de capital mobiliario, entre otros.

Es importante destacar que el modelo 184 debe presentarse anualmente, antes del 31 de enero, correspondiente al ejercicio fiscal anterior. Además, es necesario tener en cuenta que este modelo solo se presenta por vía telemática.

El modelo 184 es una declaración informativa que recoge los datos de identificación de la entidad y de los socios, herederos, comuneros o partícipes, así como las rentas atribuidas a cada uno de ellos. Es fundamental presentar este modelo de forma correcta y dentro del plazo establecido por la normativa fiscal.

Quiénes están obligados a presentar el modelo 184

Según la normativa vigente, están obligados a presentar el modelo 184 todas aquellas entidades en régimen de atribución de rentas que cuenten con una personalidad jurídica diferenciada a la de sus socios o miembros, y que estén sujetas al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Estas entidades pueden ser comunidades de bienes, sociedades civiles, herencias yacentes, comunidades de propietarios, agrupaciones de interés económico, entre otras. Además, también deben presentar este modelo las entidades en régimen de atribución de rentas constituidas en el extranjero con presencia en territorio español.

Es importante destacar que la presentación del modelo 184 es una obligación anual y debe realizarse dentro de los primeros 25 días naturales del mes de abril del año siguiente al que se refiere la declaración.

¿Qué información se debe incluir en el modelo 184?

En el modelo 184 se deben declarar los datos identificativos de la entidad en régimen de atribución de rentas, así como los datos de sus socios o miembros. Entre la información que debe incluirse se encuentran:

  1. Nombre o razón social de la entidad.
  2. Número de identificación fiscal (NIF) de la entidad.
  3. Nombre completo y NIF de cada uno de los socios o miembros.
  4. Porcentaje de participación de cada socio o miembro en la entidad.

Además, también se deben incluir los datos correspondientes a las rentas obtenidas y los gastos deducibles, así como los importes atribuibles a cada socio o miembro de la entidad.

Consecuencias de no presentar el modelo 184

La no presentación del modelo 184 o la presentación fuera de plazo puede acarrear sanciones económicas por parte de la Agencia Tributaria. Estas sanciones pueden variar dependiendo del tiempo transcurrido desde la fecha límite de presentación y la regularización de la situación.

Es fundamental cumplir con esta obligación tributaria para evitar posibles problemas con la Administración Tributaria y mantener la situación fiscal de la entidad en regla.

Qué consecuencias puede haber si no se presenta el modelo 184

El modelo 184 es una declaración informativa que deben presentar las entidades en régimen de atribución de rentas a la Agencia Tributaria. Esta declaración tiene como objetivo informar sobre las rentas obtenidas por cada uno de los socios, comuneros o partícipes de dichas entidades.

Si una entidad no presenta el modelo 184 dentro del plazo establecido, puede enfrentar diferentes consecuencias. A continuación, mencionaremos algunas de ellas:

Multas económicas

Una de las principales consecuencias de no presentar el modelo 184 es la imposición de multas económicas. Estas multas pueden variar en función del tiempo de retraso en la presentación y del importe de las rentas no declaradas. En algunos casos, estas multas pueden ser bastante elevadas, lo que puede suponer un gran impacto económico para la entidad.

Pérdida de beneficios fiscales

En algunos casos, la presentación del modelo 184 puede permitir a las entidades disfrutar de ciertos beneficios fiscales. Sin embargo, si no se presenta esta declaración, la entidad puede perder la posibilidad de acceder a estos beneficios. Esto implica que la entidad tendría que pagar más impuestos de lo que le correspondería si hubiera presentado el modelo correctamente.

Auditoría por parte de la Agencia Tributaria

Otra consecuencia de no presentar el modelo 184 es el riesgo de ser objeto de una auditoría por parte de la Agencia Tributaria. En caso de que se detecte que la entidad no ha presentado la declaración, la Agencia puede iniciar un proceso de revisión exhaustivo de la situación fiscal de la entidad, lo que puede generar gastos adicionales y posibles sanciones.

En definitiva, la presentación del modelo 184 es un requisito fundamental para las entidades en régimen de atribución de rentas. No cumplir con esta obligación puede acarrear multas económicas, pérdida de beneficios fiscales y el riesgo de ser objeto de una auditoría por parte de la Agencia Tributaria. Por lo tanto, es importante cumplir con este trámite en tiempo y forma para evitar problemas legales y financieros.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para garantizarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de Cookies